3 de abril de 2017

LÍMITES...

"El ser humano es agorafóbico por naturaleza. Odia los espacios abiertos y tiende a acotarlos".

Leí esta frase hace ya unas semanas, y más miro y observo  mi alrededor, más cuenta me doy de la dolorosa certeza de esas palabras. 

Nos da por construir fronteras, vallas metálicas, barreras, muros por todas partes (que se lo recuerden a Trump). Hay  quien disimula sus temores con bonitas y floreadas vallas blancas de madera, o con perfectos y recortados muros de setos; limitando así el extenso espacio verde que pertenece a su jardín. Nos basta con utilizar una simple tiza, del color que sea; pintar una sola raya en el suelo para poner limites a "eso" que tanto nos aterra y que no sabemos bien que nombre ponerle.


Acotamos los lugares en los que hemos escogido vivir junto a toneladas de asfalto, hormigón y ladrillo, y volvemos a limitar esas superficies inertes con rayas blancas, azules y verdes en las que ubicar, de forma ordenada, nuestros vehículos. Hoy en día, incluso ponemos límites a las distancias de las carreras y pruebas que organizamos; no vaya a ser que el síndrome "Forrest Gump" haga acto de presencia, y al percibirnos de que no existen los límites reales (todos son impuestos e implantados) nos vaya a dar por correr y correr, y no queramos parar (a ver hasta donde seríamos capaces de llegar). De buen seguro que al día siguiente, un empresario carroñero nos "mete un pleito" por haber sido capaces de organizar una carrera sin límites, sin distancia, en autosuficiencia; y a causa de la cual, varios de sus "currelas", llevan varios días sin aparecer por el trabajo (eso sí, disfrutando de la existencia de lo ilimitado, es decir, de ellos mismos).



Algunos tenemos una edad (casi dos diría yo), en la que algunos "límites" ya nos acechan de forma incansable: "No crees que a tú edad deberías estar haciendo otras cosas.. ???"... "Cuándo piensas estarte quieto de una vez...???" ... "A partir de los 50 ya no es lo mismo ..."...es que esto.... aquello... lo de más allá.. "

Y no sería más útil unir nuestras fuerzas (ilimitadas por otro lado), para conseguir que el asfalto, los grises y el hormigón, vallas muros y barreras que nos rodean e invaden, vean su fin de una vez por todas...???  Cada vez sale más gente a pasear, a correr, en bicicleta, a caminar por bosques y montañas, sin darse cuenta de que si no ponemos otro tipo de límites, no nos quedarán ni bosques ni montañas, en los que recuperar parte de nuestra esencia y de nuestra humanidad. Ésta sí, realmente limitada. 


7 de marzo de 2017

CONEXIÓN CONSCIENTE...

En estos días revueltos de pre-primavera, de forma algo misteriosa, mi lado oscuro me arrastra hacia lugares nunca olvidados, pero por los que dejé de transitar hace poco más de dos años. La búsqueda de respuestas a preguntas incómodas, me hace recaer en la lectura de un pequeño gran libro del gran escalador americano Ron Kauk: "El espíritu de la roca".


Uno de sus capítulos me vuelve a remover el alma y tras su lectura se me calma de nuevo el pulso.

"Entrar en el movimiento"

"Se me ocurrió el otro día mientras calentaba para ir a escalar con un amigo. Empezamos a hablar sobre cómo sentíamos nuestros movimientos. Por ejemplo, en un boulder de 4 movimientos, haríamos un movimiento y nos quedaríamos en él el tiempo suficiente para sentir lo que pasaba, intentando reconocer cada punto de contacto, relajando la mente para concentrarnos en el sentimiento del cuerpo colgando sólo con lo necesario; después, tendríamos que parar y comenzar de nuevo. Continuaríamos luego hasta el siguiente movimiento, bajaríamos y repetiríamos el proceso hasta el final o hasta que nos apeteciera.


Este camino fue muy interesante para mí: buscar lo que ahora llamo una conexión consciente entre la mente el cuerpo y la roca. La conexión consciente requiere relajarse para captar mejor la acción incluida en cada movimiento. Abrir la mente para recordar cómo practicar algo, no intentar demostrar , competir o conquistar, sino todo lo contrario.
Tenemos que desarrollar nuestros otros sentidos: sentir desde dentro, extender nuestro espíritu hacia el espíritu de la roca. Mi nivel alcanzó una de las cotas más altas posibles de la escalada en roca: el que gana es quién se lleva toda la alegría, felicidad y libertad que cualquiera desearía. ¿ Mencione también la paz y la armonía ?

La perfección de la conexión consciente se obtiene al cabo de mucha práctica. Todo esto se podría trasladar a visitar a los amigos, comer, respirar aire puro, beber agua, vivir un momento sagrado. Y quizá, después de la conexión última, podemos volver a la Tierra, llegar a ser espiritualmente terrenales y, simplemente felices....

¿Qué tal estaría eso...? " RON KAUK.

(Por favor... relájate , clika en el video, lee esto otra vez y recuerda respirar...)




En los reinos del mundo vertical ( y de los espacios abiertos) reside el poder de la conexión consciente de la que habla Ron. Yo lo he vívido, y desde hace algunos años lo voy incorporando poco a poco a mis "otras" actividades: correr sintiendo como cada pisada se hace uno con el espíritu de la montaña, del bosque; cada pedalada conectando con cuerpo y mente, con el paisaje, con el viento en el rostro, con la noche estrellada...


Nuestro espíritu, la roca, las montañas, el aire, los senderos, los árboles, cada uno de nosotros... debe de encontrarse a solas con el Sol, con la Luna, y con el Gran Silencio..."Pues sólo el silencio es la propia voz del Gran espíritu..." (Joseph E. Brown )

Be water my friend...

14 de febrero de 2017

RENACER...

"Cuando volví a abrir los ojos, había un cuervo a mi lado.


Me hablaba, y yo le entendía: "No estás muerto", repetía entre el batir de sus alas y sus graznidos. "A pesar de la gravedad de la herida, no te corresponde morir todavía. Yo te ayudaré a sanar, a base de paciencia y voluntad. La Madre Tierra hará el resto. El tiempo ya no existe. Pasado, presente y futuro viven ahora entrelazados. Si aceptas el reto de seguir viviendo, yo negociaré con los espíritus de la luz y de las sombras. A cambio deberás aprender de nuevo y seguir creciendo; cuando encuentres El Camino, regresarás con los tuyos.

Mastica estas raíces, junta los pies  contra la Tierra, deja que el silencio te golpeé sin pudor en el estómago, permite que las lágrimas empapen tu alma, extiende los brazos y las manos bajo la lluvia, eleva la mirada hacia las cumbres, pronuncia tu nombre mientras las cenizas de aquél que eras, desaparecen por el laberinto invisible de la Vida.

Confía. Ten paciencia... habrá un mañana". 

Noviembre 2015


PD.- Renovarse, renacer, seguir aprendiendo, seguir creciendo. Rebusco y remuevo el baúl de los recuerdos, y encuentro un cuento escrito hace ya un par de años, el cuál me traslada a las emociones del presente. Las letras van calando y haciendo de nuevo mella en mí alboratado estómago. Busco refugio en mi particular mundo onírico, y permito que, de forma casi ritual, se vayan curando los "zarpazos" y aliviando algunas pequeñas heridas que uno lleva en la piel (en el alma), condenado a seguir vagando el camino de aquel eterno viajero de sueños e ilusiones, que fuí, soy y seré...
Como dice H. Keller: "Cuando una puerta se cierra, otra se abre; pero nos quedamos tanto tiempo mirando la puerta cerrada, que no vemos la abierta"; y ahora, lo que más me apetece, no es cerrar ésta puerta, (o abandonar éste blog) pero desde luego, voy a "crear otra puerta", para seguir caminando, seguir creciendo, y no dejar de aprender nunca.

Salud y montañas.. !!! 

26 de junio de 2016

HOMO RUNNER... (año 2017)

.-Permitánme que lo dude, sr. y sra Kubricka's, pero no me parece muy normal que deseen tener un hijo así...

...verá, es que nosotros...

.-Para una persona artificial, zoomórfica y evolutiva, el ansia de tener un bebe creciendo dentro de su cuerpo no parece natural. Es más, me parece absolutamente ridículo.

...pero...


.-La fecundación In Vitro por criopreservación de ovocitos madurados, es mucho más razonable e higiénico que en vivo. Por favor..!!!

...pero es que nos gustaría tenerlo por el antiguo sistema...

.-Hacerlo cómo los animales...??? Con sangre, gritos y dolor..??? Por los nanómetros del primer robot artificial, señor Kubricka, seamos serios. Ésta es una empresa modélica, moderna y muy respetada.  


...pero es que mi mujer.. ya está embarazada...!!!

.-Entonces, para qué han recurrido a nuestros servicios....???

...lo que querríamos es que nuestro hijo.... naciera Homo runner...!!!  Ya sabe, ahorrarle las burlas de los compañeros de la escuela por no querer jugar a fútibol; evitar que las horas de clase en el hibernario algebraico le mermen la capacidad de disfrutar de las montañas, bosques y senderos; que ya desde pequeño sienta curiosidad por saber que hay más allá de éstas cúpulas aislantes; que tenga el deseo de llegar a lo alto de las cimas para sentir, aunque sea por una sola vez en su vida, la mágica sensación que provoca la caricia del aire en el rostro, la posibilidad de observar los vastos horizontes, que la lluvia moje su piel... ése tipo de cosas...


.-Homo Runner...??? IMPOSIBLE...!!! Pero qué se han pensado...???

...pero su compañía dice en el folleto...

.-De ninguna manera, sr. Kubricka. Sus deseos atentan directamente contra la ética que rige los pilares de ésta empresa, contra las leyes capitolinas de la FIFA y contra los fundamentos básicos de la cosecha de los tributos. Háganse un favor, piénsenlo con calma. Ya verán como en unas semanas olvidan este absurdo y delirante capricho. Creánme...



PD 1.- "Todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvía..." (Roy Batty).

PD 2.- Alucino-cyber-cuentito provocado por la larga exposición del que suscribe, a largas sesiones de roca, altura, montañas, aire, sol, risas, felicidad...!!! Salud y montañas..!!!

9 de mayo de 2016

QUIZÁS FUE ASÍ... (Ultrabike 2016)

Fue como sí el viento de finales de Abril los hubiese arrastrado hasta allí esa noche.
Venían desde los cuatro puntos cardinales, acompañados de un fuerte viento, desagradable, cortante y frío. Llegaron flotando como hojas secas y periódicos amarilleados por la humedad, procedentes de mil lugares y de ninguna parte. 


Vestían con trajes y camisetas, pantalones cortos y zapatillas; llevaban mochilas y extrañas bolsas con extraños artilugios bajo el brazo; susurraban, hablaban a solas o guardaban silencio, como la noche. Fue como si el frío viento de Invernalia los hubiese llevado hasta allí. Quizás fue así.

El último viento de la inquietante Primavera avisó rugiendo desde las montañas. Trajo dudas, cielos negros y agua. Era traidor y cortaba como el frío filo de una navaja. Si te tocaba la piel, ya podías taparte hasta las entrañas. Una vez metido en tu cuerpo, no volverías a ser el mismo.


Se dispersaron en la negra madrugada con sus máquinas, camino de ningún lugar, silenciosos, con el vacío en el estómago y un futuro incierto y lejano en la mirada. Pero se fueron más vacilantes de lo que habían llegado, como si durante la noche les hubiera visitado una entidad demoníaca, o algún ser inmaterial y desconocido les hubiera depositado la incertidumbre en su interior. El silencio reinante no les pedía nada, y ellos no sabían que lograria que lo dieran todo; algo que, seguro no iban a olvidar.


Durante horas sucumbieron a la compañía de cielos y bosques, de montañas grises y abismos de soledad; de sonidos que mostraban el presente y de senderos que se abrían al futuro. Las tormentas se abrieron paso de nuevo. El frío teñía de blanco los tapices marrones de los bosques, dejándoles la piel marcada por la humedad y la inquietud de la penumbra reinante. Sólo unos pocos llegaron, y unos muchos sucumbieron a la inquietud y desazón de sus almas.


Se fueron sin mirar atrás, lentamente; solitarios y sin el abrigo del grupo, cambiando la seguridad de las débiles luces de sus monturas por la cálida certeza  del regreso a; su hogar.

De nuevo fue como si la noche los arrastrara hacia su negro corazón, desapareciendo de nuevo en la lejanía, como si la oscuridad se los hubiera tragado. Pero marcharon con un brillo distinto en la mirada que presagiaba que ya no serían los mismos nunca más.

Quizás fue así.


PD 1.- Una vez celebrada la cuarta edición de la Ultrabike, me apetecia revisar y retocar un cuento/relato, totalmente personal (etílico-imaginativo-psicodélico), que escribí en Octubre de 2103, con motivo de la 1ª edición de dicha prueba. Las condiciones reinantes en ésta edición 2016, me han recordado totalmente aquella primera vez.

Ya sabéis que si queréis descubrir la verdad... lo mejor es que nadie os la cuente.

PD 2.- Las fotos que acompañan el cuentito, son unas pequeñas joyas realizadas por el fotográfo y amigo Jordi Santacana.

1 de octubre de 2015

EL OTOÑO...


"Hace falta ser un absoluto y perfecto idiota para no sucumbir ante la belleza del Otoño ". E. M. Cioran

Hace escasos días que el Otoño llegó hasta nosotros. Apareció de nuevo el pasado 23 de Septiembre, sería sobre las 11 de la noche cuando presentí su llegada. Con él llega el tiempo del cambio, y algunas cosas comienzan a vivir ligeras pero necesarias transformaciones.



El Otoño es tiempo de cambios .
Si observamos un poco a nuestro alrededor podemos ver como las copas de los árboles inician su muda de colores; los verdes dejan paso a los amarillos y a los rojizos, los tonos más oscuros invaden los bosques; la piel de los árboles (descendientes silenciosos de los ENTS de antaño) se visten con trajes de verde musgo, marrones, pieles llenas de sabiduría y emociones.

El tapiz celeste también nos ofrece un repertorio diferente de colores y de matices. La brillante Venus nos contemplará desde la bóveda estelar; las lluvias y las nieblas inician sus siempre tan esperadas actuaciones. Cuanta belleza existe en una tarde de lluvia sobre el Montseny...!!!


Pero también hay lugar para otros cambios internos, más íntimos, más privados...
Hay días, en que de forma inadvertida, casi espontánea, me permito ciertas licencias que rozan la nostalgia, una conexión sonora con el silencio más intimista, un instante en el que me escucho decir cosas de las que luego cuesta tanto hablar. 

Me dejo emocionar y embriagar cada amanecer mientras juego al escondite con el Sol, al contemplar el juego seductor de las montañas y las nubes de Otoño; cuando escucho los susurros y las historias de los castaños en una tarde, en la que la lluvia me invita a pasear, y posponer mi paseo en bicicleta para otro día y otro momento; al reconocer en el aire el olor de las primeras chimeneas, las cuales despiertan de un largo letargo. Y sobretodo, cada vez que me reencuentro con mis amigas las Pléyades, las siete hijas del Titán Atlas, las cuales nos suelen anunciar con su presencia que el frío ya ha iniciado su viaje (tan limpias y brillantes gracias a "ELLOS".. )

El Otoño es tiempo de cambios, de reflexiones intimas, privadas. Quizás compartidas con la persona amada, con los caminos y montañas perennes, con los senderos cubiertos de hojas y de olor a tierra húmeda, con los grises y los fríos de las crestas alpinas, con el manto nevado que en breve volveré a visitar; con otros cronopios...


El Otoño es tiempo de cambios, de silencios. En ocasiones, esos mismos silencios no me piden nada, y aún así logran que lo de todo. Me enfrentan contra mi mismo, mostrándome los accesos hacia mis compartimentos estancos, enseñándome que el desorden es a veces tan hermoso y necesario como lo es una puesta de sol. 
Pero hoy, recurro de nuevo, a la abrumadora sencillez de un teclado para iniciar otro cambio. Un instrumento más que me ayude a vomitar las palabras acumuladas, a compartirlas, a intentar plasmar, en este pequeño rincón onírico, emociones, sensaciones que navegan por mi piel y por mis venas, por las raíces, por los senderos de mis bosques, por los riachuelos, por las cimas de las montañas...

Ahora sólo queda saber disfrutar y emocionarse, saborear los cambios. Es tiempo de contemplar, de construir, es tiempo de cambios... y de SILENCIO .

PD.- Texto recuperado del fondo de mi blogoteca. Es el primer texto que colgué en éste mismo blog, hace ya la friolera de más de nueve años. Lo he retocado y actualizado un poco, pero es curioso tener sensaciones parecidas al leerlo y al reescribirlo. Quizás sea la magia del Otoño. 

15 de junio de 2015

IZANDO VELAS...

Canciones, palabras y momentos que remueven piel, estómago y alma... Abriendo nuevas puertas hacia un destino incierto, pero con la certeza de que es el camino que uno ha elegido... y en él seguimos... Ha sido necesario el permanecer anclado durante un cierto tiempo, al abrigo de vientos y tempestades,  reparando jarcias y velas, renovando mástiles y aparejos, llenando la despensa de víveres y alimentos... Es momento de volver a izar las velas, y surcar nuevos mares...

"Hicimos las maletas y dijimos adiós
Deshicimos el nudo e izamos la vela
Lanzamos nuestros corazones al mar
Olvidando todos nuestros recuerdos
El viento era suave y olía al hogar
El mar agitado parecía extraño
Escapando de las costas de la locura
Luz de alba, crepúsculo, infinito
¿Podemos mantener nuestro rumbo recto
O estaremos desviándonos de la trayectoria?
¿Sómos instrumentos del destino?
¿Tenemos de veras una opción?
Una voz susurra entre vendavales
Como en las canciones y cuentos de la niñez
Donde el Kraken rugiendo en el mar
Agrieta  barcos en miles de pedazos
¿Podemos mantener nuestro rumbo recto
O estaremos desviándonos de la trayectoria?
¿Somos instrumentos del destino?
¿Tenemos de veras una opción?
Lanzamos nuestros corazones al mar
Olvidando todos nuestros recuerdos" 
WOODKID (Boat Song)